¿Sabes qué siente tu perro cuando se queda solo en casa?

Nadie sabe con certeza qué sienten los perros cuando se quedan solos en casa. Sin embargo, aunque la ciencia no ha ideado aún un aparato que pueda codificar los pensamientos de los perros para que podamos traducirlos a nuestro lenguaje, sí podemos interpretarlo. Y, desde luego, intuimos muy acertadamente que estos animales de compañía no lo pasan muy bien cuando se quedan solos. De hecho, más de un peludo querría colgarse el cartel de ‘Quédate en casa’ y obligarnos a quedarnos con ellos, ya que necesitan estar en compañía.
Para comprender cómo se sienten nuestros compañeros peludos cuando cerramos la puerta y echamos el cerrojo, hablamos con Ixone Capataz, veterinaria en AniCura San Fermín Hospital Veterinario. La experta también nos da pistas sobre qué conductas podemos considerar más alarmantes y requieran atención veterinaria, así como qué podemos hacer para reducir la ansiedad que les produce nuestra ausencia.

QUÉ SIENTEN LOS PERROS CUANDO SE QUEDAN SOLOS EN CASA?
LOS PERROS (Y LOS ANIMALES EN GENERAL) NO SON CAPACES DE DISTINGUIR EL TIEMPO COMO TAL, DISTINGUEN EL DÍA DE LA NOCHE, PERO NO EL CONCEPTO DE “TIEMPO”. CUANDO NOS VAMOS DE CASA NO SABEN SI ES PARA UN MINUTO O PARA SIEMPRE. GENERALMENTE, CON EL TIEMPO, SE ACOSTUMBRAN A QUE SIEMPRE VOLVAMOS A CASA. HAY PERROS QUE SON MÁS APEGADOS QUE OTROS A LA COMPAÑÍA DE LOS HUMANOS, Y QUE GESTIONAN PEOR EL HECHO DE ESTAR SEPARADOS DE ELLOS Y NO SABER CUÁNDO VAN A VOLVER. LO CUAL PUEDE PRODUCIRLES ANSIEDAD POR SEPARACIÓN, QUE ES UNA CONSULTA ETOLÓGICA (DE COMPORTAMIENTO) BASTANTE FRECUENTE EN LA CLÍNICA DIARIA. LA ANSIEDAD HACE QUE LOS PERROS SUFRAN “CRISIS NERVIOSAS” CUANDO SUS DUEÑOS SE VAN DE CASA Y ESO SE PUEDE TRADUCIR EN MICCIONES Y DEFECACIONES EN CUALQUIER LUGAR (EXCEPTUANDO CACHORROS), VÓMITOS, SIALORREA (BABEO EXCESIVO), DESTROZOS EN LA CASA, LADRIDOS CONTINUADOS QUE MOLESTAN A LOS VECINOS, ETC. ¿ES NORMAL QUE MANIFIESTEN ESTA ANSIEDAD POR SEPARACIÓN?

Sentir miedo e inquietud puede ser normal, pero cuando hablamos de ansiedad en sí es algo que el animal no puede controlar y que debería de ser tratado si no desaparece en un tiempo prudencial, ya que el animal sufre. Si un propietario detecta que su mascota sufre ansiedad o cree puede sufrirla debería contactar con su veterinario y realizarle una consulta. En ocasiones el “tratamiento” es más sencillo que en otras, pero siempre se debe de intentar que esa ansiedad desaparezca, porque va en contra del bienestar del animal.

¿PODEMOS HACER ALGO PARA DISMINUIR SU ANSIEDAD?
Depende mucho de cada caso y de cada animal, y lo más importante es detectar que hay un problema para poder acudir al veterinario y que nos pueda ayudar. Una cosa muy importante, y que muchas veces se pasa por alto, es que la ansiedad no comienza cuando ya hemos salido de casa, sino bastante antes. Los perros son capaces de entender las “señales de anticipación”. Son cosas que hacemos de forma inconsciente antes de salir de casa (ponernos los zapatos, coger las llaves, preparar el bolso, ponernos el abrigo…). Cuando un perro ya ha detectado estas señales y nosotros las realizamos comienza su ansiedad, yendo en aumento cuando va confirmando que esas señales, efectivamente, indican que vamos a irnos. Para cuando nos vamos el perro lleva ya ansioso bastante rato. Trabajar en esas señales de anticipación suele ser un paso fundamental para eliminar la ansiedad por separación, para eso conviene observar qué señales de anticipación realizamos, anotarlas, y realizarlas en otros momentos del día donde no vayamos a salir de casa. Por ejemplo, ponernos los zapatos y sentarnos en el sofá. Hacer ruido con las llaves y no salir de casa, etc.

UN COMPAÑERO LES PUEDE AYUDAR
En muchas ocasiones sí. Siempre y cuando ese otro compañero sea de su agrado, claro. Esto hace que no se sientan tan solos y ayuda a mitigar la ansiedad por separación en algunos casos. Por ejemplo, podemos intentar adoptar otro perro para hacerle compañía o, incluso, tratar de acostumbrarle a la convivencia con un gato

¿QUÉ CONDUCTAS SON MÁS ALARMANTES?
Los destrozos en casa suelen alarmar mucho al propietario, al igual que cuando los ladridos son tan intensos que los vecinos se quejan. Respecto a la salud del animal, y entendiendo que cualquier conducta originada por la ansiedad es mala, los vómitos y las automutilaciones suelen ser las más preocupantes. Los vómitos porque prolongados en el tiempo pueden causar problemas crónicos a nivel digestivo, y las automutilaciones porque el animal se autoinfringe daño (pueden morderse una extremidad sin parar, arrancarse pelo, morderse la cola hasta hacerse heridas, etc).

¿EXISTEN TRUCOS O JUEGOS PARA QUE PODAMOS AYUDARLES A QUEDARSE MÁS TRANQUILOS?
Sí. Trabajar en las señales de anticipación suele ser un punto clave y bastante sencillo de realizar, aunque hay que ser constante. También existen muchos juguetes “interactivos” que pueden rellenarse con comida que el perro tarda un buen rato en sacar de ellos, esto a veces les ayuda a concentrarse en otra cosa que no sea solamente que nos hemos ido. El trabajar señales visuales cuando nos vamos y volvemos puede ser también una medida a tomar, por ejemplo, anudar un pañuelo en la puerta al irnos, y retirarlo inmediatamente al llegar. Aunque esta medida hay que trabajarla con mucho cuidado porque puede convertirse en una señal de anticipación más.

 

A %d blogueros les gusta esto: