Llevaban un motor a un taller para repararlo, pero resultó ser robado

motorDos jóvenes llevaban un motor con pedido de secuestro. Se movilizaban en una moto de 110 cilindradas por ruta 11 km 1006, cuando los demoró la policía.
En la tarde de este lunes , efectivos de la Caminera pertenecientes a la Sección Radar, desarrollaban sus labores rutinarias sobre Ruta 11 kilómetro 1006, cuando realizaron un procedimiento que terminó con la incautación de un motor de moto robado.
Alrededor de la hora 14:30, observaron a dos personas a bordo de una motocicleta de 110 centímetros cúbicos, sin casco reglamentario ni sistema lumínico, a quienes demoraron para realizar un control rutinario.
Una vez entrevistados, el conductor de 23 años y su acompañante de 16 manifestaron no poseer ninguna documentación que acredite la propiedad del rodado, notando un objeto que transportaban en una bolsa de polietileno color negra.
Al consultarle sobre el contenido de la misma, responden que se trataba de un motor que estaban llevando a reparar a un taller, mostrando cierto nerviosismo cuando contestaban las preguntas.
Por ese motivo, procedieron a tomar nota de la numeración del motor y cuadro de la motocicleta, como así también, la numeración del motor que transportaban para luego consultar vía radial con base Caminera sobre el estado de las mismas.
Así descubrieron que, sobre la numeración del motor y cuadro del rodado no existían impedimentos pero, que la numeración del motor que transportaban tenía un pedido de secuestro, a solicitud de Comisaría 2° Metropolitana, en la causa “Supuesto Hurto”, de fecha 16 de Mayo del año 2018.
Finalmente, se procedió al formal secuestro y conducción de ambos hacia la comisaría jurisdiccional, donde se realizaron las actuaciones judiciales de rigor.