Dilma Rousseff anunció 13 nuevos ministros no implicados con Petrobras

dilma rusefLa presidenta de Brasil dio a conocer los nuevos miembros del gabinete que la acompañará en su segundo mandato, que se iniciará el 1° de enero.

Dilma Rousseff anunció ayer los nombres de 13 de los integrantes del gabinete que la acompañará durante su segundo mandato, que se iniciará el 1° de enero próximo, y que se suman a los cuatro que ya había nombrado semanas atrás.

El gabinete brasileño está formado por 39 cargos, entre los que hay ministros, secretarios y titulares de determinados organismos, tal como el Banco Central.

Aldo Rebelo, actual ministro de Deporte y ex presidente de la Cámara de Diputados, será ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, y los actuales gobernadores de los estados Bahía y Ceará, Jaques Wagner y Cid Gomes, serán respectivamente ministros de Defensa y de Educación. Los tres pertenecen al Partido de los Trabajadores (PT) de la mandataria.

Asimismo, seis miembros del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, el más grande del país y el principal aliado del oficialismo) formarán parte del próximo gabinete.

Los senadores Kátia Abreu y Eduardo Braga serán ministros de Agricultura y de Minas y Energía; Helder Barbalho, ministro de Pesca; Eliseu Padilha, ministro jefe de la Secretaría de Aviación Civil; Edinho Araújo, secretario nacional de Puertos, y al frente del Ministerio de Turismo fue confirmado el actual titular, Vinícius Lages.

En tanto, el ex prefecto de San Pablo Gilberto Kassab será ministro de Ciudades; el diputado George Hilton será ministro de Deporte; el actual secretario ejecutivo de la Casa Civil (jefatura de gabinete), Valdir Simão, será el contralor general de la Unión, y Nilma Lino Gomes será secretaria de Políticas de Promoción de Igualdad Racial. Los cuatro integran otras agrupaciones menores aliadas del oficialismo.

Estas 13 designaciones se suman a las ya conocidas de Joaquim Levy como ministro de Hacienda; Armando Monteiro como ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior; Nelson Barbosa como ministro de Planificación, y Alexandre Tombini como presidente del Banco Central, cargo que actualmente ocupa.

Además, en un desayuno con periodistas, Rousseff ratificó el lunes en el cargo a la presidenta de la petrolera estatal Petrobras, Graça Foster, de quien aseguró que "no existe una sola prueba" que la incrimine en el grave escándalo de corrupción que se investiga en torno de la empresa.

En relación con los cargos cuyos titulares faltan conocer, la mandataria dijo entonces que varios serían designados esta misma semana y que aspiraba a que "para el 29 de diciembre", dos días antes de su asunción, la lista esté completa.

Por otra parte, pese a su intención, la jefa del Estado no podrá conocer detalles de la situación judicial de algunos políticos -en relación con el caso de Petrobras- antes de elegirlos para su próximo mandato porque esos datos están "bajo secreto de sumario" por orden de la Procuraduría General, informó el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo.

Rousseff, que fue reelegida en octubre pasado, debe presentar la composición de su gabinete para los próximos cuatro años pero el anuncio se ve postergado ante la complicación que la propia presidenta admitió que tenía ante la ola de denuncias de la prensa sobre el caso Petrobras.

El diario O Estado de Sao Paulo publicó la semana pasada una lista de 28 políticos supuestamente implicados en el caso, entre los que aparecen muchos de la base oficialista y algunos de los que se barajan como posibles ministros. Uno de ellos es el actual presidente de la Cámara de Diputados, Henrique Eduardo Alves, sugerido por el PMDB como próximo ministro de Integración Nacional.