La chica que renunció a una herencia de 4.000 millones de dólares: “No quiero ser tan rica”

De esta manera, esta joven hace un llamamiento a todos aquellos que quieran lograr la redistribución de la riqueza en el mundo y que los ricos paguen más impuestos para conseguir “una sociedad más justa”.
Marlene Engelhorn, de 29 años, es la legítima heredera de la fortuna de los fundadores de BASF, la mayor empresa química del planeta.
Ahora se supo que la estudiante de Lengua y Literatura alemanas en Viena ha rechazado una herencia de 4.000 millones de dólares.
“No es que no quiera ser rica, es que no quiero ser tan rica”, aclara Engelhorn, quien considera que “tanto dinero no te hace feliz”.
De esta manera, esta joven hace un llamamiento a todos aquellos que quieran lograr la redistribución de la riqueza en el mundo y que los ricos paguen más impuestos para conseguir “una sociedad más justa”.
Su abuela, Traudl Engelhorn, ocupa el puesto 687 de las mayores fortunas del mundo, según publica Forbes. Su idea era que su nieta heredase todo lo amasado en más de un siglo de química y farmacia, pero ella ha declarado que renuncia al 90% de ese montante. Por tanto, ‘solo’ le corresponderán 200 millones.

Síguenos en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: