La canasta básica volvió a subir: ya se necesitan casi $ 100.000 para no ser pobre

En mayo alcanzó los $99.677 para una familia de cuatro personas, anunció esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) a partir de la variación de la canasta básica total. Por su parte, la canasta básica alimentaria, que marca la línea de indigencia, quedó en $ 44.499.

Por primera vez en la historia, la pobreza por ingresos quedó fijada en Argentina en $ 99.677 para una familia de cuatro miembros, dos adultos y dos chicos, señaló este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Esto representa un incremento de 4,6% respecto del mes precedente, mientras que en el último año registró una suba de 54,7%. Es una variación que se ubica seis puntos porcentuales por debajo de la inflación minorista, que según el propio Indec acumuló en el último año 60,7%.

Esto quedó definido a partir de la variación que experimentó en mayo la canasta básica total (CBT), que todos los meses mide el Indec y que define el umbral por debajo del cual una familia es

 

La canasta básica total incluye además de alimentos y bebidas, algunos servicios como salud, transporte, comunicaciones, indumentaria y calzados, entre otros.

CÓMO QUEDÓ LA LÍNEA DE INDIGENCIA
Por su parte, la canasta básica alimentaria (CBA), que marca la línea de indigencia, quedó fijada en $ 44.499, para una familia de cuatro miembros.

Esto representa una suba de 4,6% respecto de abril, lo mismo que la canasta básica total, aunque marcó un avance de 62,3% en los últimos doce meses, por encima de la inflación minorista.

En ambos casos, tanto la medición mensual como la variación anual, están en línea con los porcentajes de incremento del rubro alimentos y bebidas que el Indec midió en el índice de precios al consumidor (IPC), que el organismo anunció la semana pasada.

¿CAMBIO DE TENDENCIA O SÓLO DESACELERACIÓN?
Las canastas básicas alimentaria y total de mayo marcaron un incremento a menor ritmo que el mes pasado y, de hecho, fue la menor suba desde febrero, luego de la aceleración que se había registrado en ambos indicadores en los últimos tres meses.

Como fuere, aún es prematuro saber si se trata un giro definido en la tendencia o un cambio temporal en la variación de las canastas.

Todo indica, sin embargo, que conforme se vayan actualizando las tarifas de servicios públicos, en especial electricidad y gas, eso va a impactar en la canasta básica total. El caso de la canasta básica alimentaria es distinto, y podría pensarse en una evolución más parecida al IPC.considerada en situación de pobreza.

 

 

 

 

Síguenos en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: