En el Yrigoyen el Plan de Lectura fue una sinfonía de sentimientos y palabras

La siesta del martes 12 eleva su temperatura a 34° cuando llegamos a la 41 y 12.
Alejandra, la directora, de la EES N° 145 «Ana Brunner», nuestro destino, nos recibe en ese edificio que comparte con la entrañable Escuela de Luz y Fuerza en el populoso barrio Hipólito Yrigoyen.Están de recreo los niños de la escuela primaria. En una galería de techo en arco nos esperan con una mesa, sillas y una cartelera colorida que nos da la bienvenida, un grupo de profesores que uno a uno se presentan amablemente.
El desafío será enorme, hace mucho calor, y los chicos no dejan de sumarse en esa galería donde del techo un tubo fluorescente se desprendió de sus soportes e imita a las aspas de un ventilador girando al compás del viento norte.

Síguenos en Facebook
A %d blogueros les gusta esto: