El Municipio declaró Patrimonio Histórico de la ciudad al edificio de la Unión de Cooperativas Agrícolas Algodoneras Limitada

La actividad se desarrolló en la mañana de este viernes y el acto estuvo encabezado por el intendente Gerardo Cipolini. Lo acompañaron directivos de Unión de Cooperativas Agrícolas Algodoneras Limitada (UCAL), el presidente del Concejo Deliberante Pedro Egea y funcionarios Municipales.
En la oportunidad se reconoció como Patrimonio Histórico de la ciudad al edificio de UCAL ubicado en calle 14 y 11 del centro, una antigua propiedad donada por Amador López, por entonces el primer presidente de dicha Institución.
Luego del descubrimiento de la placa, Claudia Verón, gerente de UCAL, detalló que el pasado 17 de junio la Institución cumplió 85 años como edificio central de la Unión de Cooperativas Algodoneras de Chaco, recordando que en dicha fecha pero del año 1934 se realizaba la primer asamblea con ocho Cooperativas, de las cuales algunas apostaron y trabajaron fervientemente por la unión de las mismas.
“Por este edificio pasaron infinidad de consejeros, dirigentes y empleados que todos han dejado su sello, el reconocimiento de Patrimonio Histórico es una bien merecida distinción, dado que UCAL ha aportado al crecimiento de Sáenz Peña con tres Cooperativas gigantes, debido al auge del cultivo emblema, incorporando miles de trabajadores para la mano de obra logrando algo histórico para Chaco, con distintos servicio y beneficios para las familias, los jóvenes y los niños, hijos de empleados Cooperativistas…Abogamos por un futuro donde podamos hablar dentro de unos 85 años de todavía la presencia de UCAL. Es un trabajo arduo, no es simple, no es sencillo y no es solamente una gestión. Hay muchas cosas que influyen y nos rodean. Esperamos seguir aportando a la ciudad, al Municipio y a la provincia”, aseguró.
Por último, la gerente de UCAL agradeció el apoyo permanente del Municipio a través de la gestión del Intendente Cipolini siempre acompañando a los dirigentes.
Por su parte, el primer mandatario local también se mostró satisfecho por la iniciativa de declarar Patrimonio Histórico el emblemático edificio, a su vez que agradeció a los directivos por mantener la historia latente a través de diferentes iniciativas, recordando que en la esquina de la 14 y 11 hay una larga historia del desarrollo y crecimiento de la ciudad termal. “En esta casa vivían los hermanos Fortuni en el comienzo de la década del 30, quien eran propietarios de una desmotadora de algodón”, recordó.
El Intendente también hizo un repaso de los 12 años de mandato sobre todo en las obras de pavimentación y poniendo énfasis en tratar de preservar y rescatar la historia de los sáenzpeñenses.
“Son historias que han vivido nuestros padres, nuestros abuelos o bisabuelos que en la suma de todas ellas dio como resultado esta gran familia sáenzpeñense. Con el descubrimiento y mantenimiento de esta placa hemos tratado de preservar para el futuro y testimonio de nuestras jóvenes generaciones a la que es necesario recordarles de dónde venimos y para que sepan hacia dónde vamos”, finalizó.

A %d blogueros les gusta esto: