Carlas Vizzotti quedó al frente de la cartera de salud en Nación

En un acto formal, sin discursos, y con bajo perfil, el presidente Alberto Fernández le tomó juramento esta tarde a Carla Vizzotti, hasta ayer secretaria de Acceso a la Salud y virtual viceministra, quien asumió de esa forma al frente del Ministerio de Salud luego de la salida de Ginés González García.

El Gobierno busca que el nombramiento sea el fin a la crisis política que se desató ayer, en cuestión de horas, cuando se conoció que se había instalado un vacunatorio irregular en la sede de la cartera sanitaria para personas allegadas a la cúpula ministerial.

La ceremonia de jura de la nueva ministra comenzó una hora tarde, a las 18, y duró pocos minutos. Se realizó en la Quinta de Olivos con pocos invitados, entre ellos familiares de la flamante ministra y algunos funcionarios, y sin acceso a la prensa, aunque el acto fue transmitido por los canales oficiales. No hubo discursos: en Gobierno se decidió que el tema continúe comunicándose por los canales oficiales de la manera más formal posible. Los detalles y la modalidad se trabajaron desde temprano y se ultimaron en las primeras horas de la tarde.

Mientras tanto, en Gobierno se vivía un clima de incertidumbre y se realizaba un análisis constante del devenir de la coyuntura política. La súbita decisión de Alberto Fernández de despedir al -ahora- ex ministro González García luego de que trascendió que se había montado un vacunatorio para allegados al poder, desató una crisis que tuvo fuertes consecuencias. Por lo bajo, en Gobierno temían la posibilidad de que aparezcan otros casos similares vinculados al Frente de Todos.

Más allá de las peleas políticas, traiciones y acusaciones, de las responsabilidades de cada funcionario o sus motivos para vacunarse, la principal preocupación en Gobierno tenía que ver con la pérdida de credibilidad, confianza y legitimidad en el orden que impuso el Ministerio de Salud para la administración de las primeras dosis de la vacuna. Y, en paralelo, se temía por el daño a la imagen del Frente de Todos en un año de elecciones legislativas, de cara a las cuales la vacunación, junto al repunte económico, son pilares para los planes de reelección del presidente Alberto Fernández.

A %d blogueros les gusta esto: